Punto de Vista sobre el Arte

 

"El teatro es el lugar
donde el ser humano
se confronta con el misterio
aquel lugar donde orden y caos se funden
para abrir las puertas a la creatividad"

 

 

 

¿Quien es el dueño del misterio?
¿Es posible institucionalizar el misterio?
¿Se puede dar forma al misterio?

 

La iglesia lo logró
(inútiles los ejemplos)

El capitalismo lo logró
el tótem del mercado logró (aparentemente) dar forma, institucionalizar y hacerse dueño del misterio de las relaciones.

El comunismo lo intentó
pero.....

Desde el Renacimiento la entera humanidad occidental se puso a trabajar en ordenar el caótico funcionamiento de los seres humanos, los que estuvieron de acuerdo se asociaron, los que no, o que todavía no habían podido elegir, fueron conquistados.

El iluminismo logró conquistar el teatro, que, si no fuera hecho de actores, abría podido ser la Rusia del proyecto iluminista (ndr. Napoleón-Hitler). Pero el teatro está hecho de actores, egocéntricos e insoportables actores (yo soy uno de ellos) que se compran con un poco de luces y un lugar más elevado en el espacio del encuentro.

 

 

Esta conquista, como bien diría Renzo Casali, logró sacar el misterio al teatro o mejor dicho el teatro al misterio, transformándolo en el lugar de las certezas: público a oscuras, actores iluminados y alejados: el lugar de los que tienen la verdad. El lugar desde donde decir, sí, sobretodo decir, la verdad. De hecho lo más importante de todo fue (¡mirá vos!) la estructura donde se encerró el teatro. El misterio había desaparecido, la ignorancia (de ignorar) había sido puesta en el que escucha, en el que, sentadito en su butaca, estaba en la estación de servicio distribuidora de verdades, para cargar las pilas y volver a producir en la “verdadera realidad”, en el verdadero proyecto, lugar donde tiene que reinar el orden y la razón, donde la creatividad se puede mirar a lo sumo por televisión.

 

"Esta época
tan particular
nos llama
a enfrentar
el misterio"

 

hay que escucharla nomás

Las estructuras perfectas a la cuales apuntar no existen más
(puede que nunca hayan existido)

los hombres perfectos para tener de ejemplo tampoco

nos quedan solamente las "situaciones"
situaciones para experimentar en todas las infinidades de formas que nuestro imaginario y nuestra tensión utópica nos sugieren y permiten.

Situaciones y personajes que nacen en el aquí y ahora, fruto del encuentro entre memoria y deseo, entre pasado y futuro.


La caja negra

En el teatro como en una realidad experimental, podemos confrontarnos con el infinito de las posibilidades, por esto el color del teatro es el negro, lo infinito, lo desconocido, lo que no se puede ver.

¿Qué es lo que se produce en mí, al enfrentar la caja negra del teatro?

Yo (o nosotros), ahí, enfrentando la total ausencia de espacio y tiempo, enfrentando las infinitas posibilidades de gestos, palabras y formas.

Ese momento al cual muchos directores escapan y que la casi totalidad de los actores ignoran como algo que podría pertenecer a su “rol” es el verdadero momento desde donde nace la “obra”.

Ese momento en el cual te sentís tan pequeño, ese momento en el cual no sabes qué hacer, no sabes qué decir, y necesitás no pensar, necesitás entrar en contacto con “eso” que te llena de vacío.

Solamente después de este suplicio, podemos crear una estructura o ámbito de experimentación:

El “mito de referencia”

o “palabra clave”

El “con quien”

El espacio

El título

Muchos elegirán un texto, yo amo crear el texto desde las improvisa-acciones, no es imprescindible, pero quiero marcar que es una posibilidad muy válida y es la posibilidad que deja más abierto el dialogo entre el grupo de trabajo y el mito de referencia o sea con lo que el grupo de trabajo quiere experimentar.

La estructura objetiva que he creado (estrategia) nace de mi ideología o sea de mi punto de vista subjetivo y situacional sobre la realidad. Después de haber creado la estructura objetiva (ámbito de experimentación) estoy listo para “tirarme” en ella.

saboreándola
como si fuera la primera vez
viéndola
como si fuera la primera vez
tocándola
como si fuera la primera vez
oliéndola
como si fuera la primera vez
escuchándola
como si fuera la primera vez
sintiéndola
como si fuera la primera vez

El cuerpo va a responder, los cuerpos van a responder, las relaciones con sus conflictos van a responder y empiezan a nacer formas, palabras, nuevas estructuras, energías conocidas y desconocidas...... O sea:


"Una nueva etapa en mi camino hacia la Utopía"

Por fin he llegado a esa palabra

¿La escuchás mientras la leés?

Utopía

qué lindo que suena......

Eduardo Galeano dice que uno camina hacia la utopía, pero nunca llega a tocarla y es para eso que sirve la utopía, para caminar.

 

Los buscadores, los investigadores, los hombres de teatro, los hombres de arte, viven la “tensión utópica”, que los lleva por el camino hacia el infinito, saben que no tienen meta, pero saben que están actuando la más esencial de las actitudes humanas,

son los que
se confrontan
con las implicancias
de ser..... humano.

La fuerza de lo “artístico” de lo teatral está en la necesidad de marcar todas las etapas individuales en el camino hacia la utopía.

Otros las habitarán, otros gozarán de los frutos de ese descubrimiento, el buscador nunca se para en el medio del bosque una vez encontrado un lugar con arándanos, helechos o frutillas salvajes.

El buscador las señala
para que otros las usen
para que otros traigan beneficio de ese descubrimiento
hasta para que otros lo exploten.
No es su tensión defender lo encontrado
su tensión es mostrarlo a lo demás.

 


¿A qué estamos llamados, hoy,

los hombres y las mujeres de teatro,

los hombres y las mujeres del arte y la cultura?

 

En estos tiempos la verdadera obra de arte no puede ser un espectáculo, un cuadro, un libro o una escultura. El arte tiene que dialogar sobretodo con la realidad con o sin luces y marcos.

Grupos de artistas y hombres de cultura ya se están reuniendo en espacios metropolitanos y rurales para enfrentar el gran desafío de la convivencia (micro-política)
mostrando ya sea las formas que generan con sus pinceles que las que esculpen con sus cuerpos en lo cotidiano
.

Sensibilidad, memoria, aplicación, trabajo en equipo, fuertes individualidades, percepción.... para correr un poco más allá la linea del deseo: el lugar donde hemos situado la utopía.

El teatro, es mucho más que un lugar donde hacer teatro y lo estético es mucho más que algo para ser observado.

A esto estamos llamados:

A arremangarnos
y ensuciarnos las manos
con todas las formas de la realidad

a presentar nuestra vida como la verdadera obra de arte

...

a pesar

...

de lo fea

...

que pueda

...

parecer

...

el texto es de Guido
los dibujos de Fabio