Este número está dedicado

a los
Maestros
a los
Alumnos
y
a todos aquellos
que

Buscan

la

Memoria

para
Encontrar
sus
Deseos

¿Seguiremos haciendo teatro para los cadáveres?

de Renzo Casali

La edad del medio

Guido

El ayudante

Julio

Pensamientos de Ulissio Romeo Assedio

de Renzo Casali

A mi maestro

Por Yolanda

La dramaturgia
del yo

de Renzo Casali

Como hacer el pan

Monólogo de Aguirre

de Eduardo Galeano

Me voy
de
Yolanda Consejo

"Tierras húmedas"

Ismael

 

 

 


 


 

Re----------conociendo

 

A la sombra de un viejo roble, terminando un día de medio verano, el joven Geddes trataba de tallar, en su memoria, la suave sabiduría del maestro Ruskin:

no se educa un hombre diciéndole lo que
no sabe, sino haciéndolo devenir lo que no es.

El joven Geddes levantó los ojos hacia el sol, que después era una forma toda suya de mirarse adentro, y decidió inventarse el coraje de completar el pensamiento del viejo maestro:

es sólo pensando en las cosas a medida que
se viven y viviéndolas a medida que se piensan que un hombre o una sociedad pueden verdaderamente pensar de vivir.

 

Renzo Casali
"Antropologia dello Spazio Teatrale".

 


 

tuve muchos maestros

tomé de ellos todo lo que podía,
con la fuerza del hambriento fui rebuscando

llevándome conmigo todo lo que pude.

Tuve muchos maestros, pero uno, fue "mi maestro"

el más criticable de todos,

un entrañable oso del cual nadie va a poder hablar,
ni yo que lo conozco tanto

------

Por quince años intenté vaciar ese aljibe directamente conectado con las entrañas de un mundo inagotable...

es fácil e inevitable dejar un pozo una vez vacío, mucho más complejo es aventurarse en el desierto, dejando un pozo que sigue renovando sus aguas

Por bastante tiempo estuve volviendo al pozo
por espejarme en él junto a la luna

la última, lo cerré

seguramente había otra entrada, que yo no conocía...

...no quise buscarla

 

 

"Tuvimos que inventarnos el coraje
de encontrar nuestras propias cenizas

y descubrirnos solos
esparciéndolas al viento

para seguir completando un pensamiento
para seguir llevando una puesta"

 

Y ahora seguimos

Ninguna huella aparente

de ese hombre carismático,
en esta aldea,

por él llamada Willaldea.

En el pozo quedaron los errores,
errores para no repetir,

vida... vida vivida por otro,
que se equivocó

para que te equivocaras de "otra" manera
para que otros más
no se equivocaran ni como él, ni como tú.

 

no estaría aquí sin haberlo conocido

willaldea nunca hubiera existido, sin su visión y su energía

Y cada ves que necesito,

miro el fondo del aljibe

donde una "W" me mira

acunada por ocho pálidas lunas

 

 

A Renzo Casali
que sé que lee esta revista

a Paola Andreini Doppelbauer,
a Alejandro Conti,
a la zia Carlina
al Nonno Angelo

y a todos aquellos que me ensañaron algo


 

¡
El teatro
no debe
volver
a empezar
nunca más.

!

V. Novarina

... continúa...