Home
A la página principal de Willaldea RE-vista

 

Proyecto y Construcción
de un horno de bajo consumo con ahumadero

 

"Todos los días en Willaldea hacímos el pan"

Por bastante tiempo hicimos el pan utilizando el horno de barro... el horno de barro es insustituible para la pizza a la piedra; es mejor para carnes, pastas y verduras (pero caro en cuanto consumo de leña).
Y para el pan, por rico y económico, sin duda nosotros, vamos a seguir usando el horno de bajo consumo.

Desde que Raúl López vino con su soldadora en la aldea, lo usamos, con poco gasto de combustibles y con muy buenos resultados.

Antes de la explicación....

"Cuando un objeto tiene cara,
es porque está donde está
como fruto de un encuentro"

dicho aldeano

 

Para mi es inevitable pensar en la barba blanca, los ojos azules y la mirada confiable de Raúl, cuando prendo el horno para el pan...
No es más el horno que construyó Raúl, pasaron varios años desde que yo iba en Buenos Aires a los encuentros de la Asociación de PRoductores Orgánicos de Buenos Aires... de que intercambiáramos quesos por morrones y miel ...nunca probé la hidromiel de Raúl ahora que me acuerdo...

Pero el horno de bajo consumo, está en Willaldea, porqué un hombre de barba blanca, ojos azules y mirada confiable, un día vino con su soldadora... y lo construyó.

La explicación que sigue, no es el proyecto de algo que ya existe en la aldea, sino la de un horno de bajo consumo con ahumadero, que en los próximos meses vamos a construir.

El horno que estamos utilizando en la aldea es parecido (sin ahumadero), pero todas las explicaciones hablarán de un horno bastante más perfeccionado y que se perfeccionará, más aún, en contacto con el hacer.

Voy a hablar únicamente de un deseo, de una idea y esta idea, seguramente más efectiva y sofisticada del horno que estamos utilizando, la vamos a construir (para que deje de ser una idea) entre la cocina y el casco viejo de las casas de Willaldea.

Desde ya, sé y puedo decir, que el gran cambio será no ver más a Juan, sobre los techos de Willaldea, buscando la mejor chimenea para la "Scamorza affumicata".

Construcción de la base

Sólida y bien abierta adelante (nada de puertecitas o paredecitas para achicar el hueco) esto permite que se pueda limpiar bien.

Para cerrar la base, nosotros construimos una loza de cemento de 10/15 cm de espesor, con una mezcla de 4 partes de arena y 1 de cemento, con piedras y cascotes abundantes.

Antes hay que hacer la armadura con hierros de construcción del 8 ó del 10.

Para poder poner hierro y cemento, lo mejor es construir un andamio con madera de descarte (encofrado) que se quitará una vez secado el cemento de la loza.

Las dos figuras geométricas chanfleadas de ladrillos, que se ven en la figura de arriba, ya son parte del horno y es mejor hacerlas con ladrillos pegados con tierra refractaria, agregando una pequeña parte de cemento (ver en archivo "construcción de un horno de barro").

Grilla de hierro, tanque de cocción, chapa homogeneadora de calor y caparazón aislante

 

Los objetivos principales en esta fase son:

  1. Posibilidad de regulación del fuego (calor).

  2. Máxima transmisión y equilibrio de calor en el interior del horno (es una parte que seguramente vamos a tener que entender con la práctica, buscando la forma justa y la dimensión de la chapa que pondremos entre fuego y tanque de cocción).

  3. Mínima dispersión de calor.

 

En los cortes de arriba y abajo, podemos ver cuales son las operaciones elegidas para encarar los tres objetivos.

 

  1. Una buena toma de aire bajo la parrilla para el fuego, que se regulará mediante una puerta-cajoncito y una compuerta de salida para regular el flujo hacia la chimenea (no la busques en el dibujo porqué no está).

  2. La chapa reguladora de calor, que tendrá la tarea de recibir el impacto de las llamas y de distribuir el calor en la forma más uniforme posible.

  3. Una coraza de doble chapa con lana de vidrio en su interior, permitirá sustituir la coraza de ladrillos, que tiene el actual horno de la aldea, que sí protege, pero que no permite un inmediato calentamiento del tanque de cocción.

Ensamblaje

"Son solamente ideas de construcción"

dicho aldeano

 

Siendo algo que todavía no hemos vivido, no quiero proyectar en forma teórica las pequeñas soluciones que ya estamos pensando, imaginándonos los problemas en los cuales incurriremos una vez encarada la construcción.

La idea es soldar el tanque de cocción y los soportes de la chapa reguladora a las dos chapas que serán el frente y el fondo del horno.
En la foto de arriba estamos viendo el frente, con la puerta grande de acceso al tanque de cocción, la puerta para ingresar la leña y el cajoncito regulador de la entrada de aire.

Dado que todavía no sabemos la forma definitiva de la chapa reguladora y porque la misma se tendrá que cambiar cada tanto (debido al desgaste que sufre el hierro en contacto con la llama directa), es importante dejar suelta la chapa en cuestión.

La puerta grande, la vamos a construir de manera que se abra de arriba hacia abajo, reforzando los bordes de puerta y marco con perfiles de hierro que asegurarán el cierre hermético del horno.

Haremos el mismo trabajo, también con las puertas inferiores, de las cuales, la del medio se abrirá lateralmente y la de abajo, en cuanto cajoncito, deslizará apoyada al fondo del horno.

El ahumadero

Si hemos luchado en el horno para mantener el calor, haremos lo posible para no mantenerlo en esta segunda operación. ¿Por qué?, porque para ahumar no se necesita calor, se necesita humo!

Dos metros de caño, espero solucionen el problema.... habrá que tener cuidado en la temperatura a la cual se llegará en el tanque de ahumado, para ver que potencia de fuego se puede utilizar cuando haya quesos o pancetas o jamones, ahumándose.

La idea es que la chimenea siga haciendo circular el humo/calor en el horno, y que deje en el ahumadero la mayor cantidad de humo posible.
La tapa superior del ahumadero estará provista de ganchitos para colgar lo que se necesita ahumar, que con el mismo peso facilitará un buen cierre hermético, indispensable para que la chimenea siga tirando.

Hay formas más simples para armar un horno de bajo consumo, seguramente sin ahumadero, con ladrillos en lugar de las chapa con lana de vidrio de coraza y un viejo tanque de 100 ó 200 litros para la cocción, como el que tenemos actualmente en la aldea...

Se arma en un día: hay que saber soldar, tener unos ladrillos, un poco de arcilla y hierros de los que siempre se encuentran tirados por ahí...

Como el horno que vino a construir el hombre de barba blanca, ojos azules y mirada confiable...

En el proyecto arriba descrito, están las informaciones necesarias para armar cualquier tipo de horno de bajo consumo.

En el caso quieras construir uno, y no conozcas ningún hombre de barba blanca, ojos azules y mirada confiable...

...no dudes en comunicarte con nosotros

info@willaldea.com.ar

ENSAYOS
LO MEJOR

a la página principal de Willaldea a la portada de Willaldea RE-vista para escribir a la redacción de Willaldea RE-vista