Trabajando con la Unión Europea
y el Gobierno Boliviano

Willaldea siempre fue un “evento” independiente. Nunca recibió subsidios y, por muchos años, apareció en su página Web, que no solamente no recibía subsidios, sino que no quería recibirlos ...
Los porqué de esta decisión fundadora, estaban y están en una necesidad de expresarse sin presiones de orden político-partidario o de otros “dueños”, y de confrontarse directamente con el autosustentabilidad de un proyecto comunitario, que, en presencia de subsidios, se vería irremediablemente contaminado.
El primer porqué, va a seguir Willaldea hasta su fin (esperemos que ese día no llegue), el segundo, que casi siempre viene acompañado por el primero, pueda que algún día, no sea más una prerrogativa de la aldea. (véase el artículo Que forma tiene la aldea en nuestro imaginario ahora)

Sea cual sea el futuro de Willaldea, hasta ahora, hemos mantenido fe a esos dos puntos fundamentales; y no porqué somos buenos o disciplinados, sino porqué fueron las bases que determinaron los logros que pudimos obtener en estos veinte y dos años de historia de Willaldea.

Entonces ¿Cómo fue trabajar con la Unión Europea y el Gobierno Boliviano?

Antes de todo quiero agradecer al PRAEDAC (el programa de la UE y el GB) de haber tenido la lucidez de aceptar una propuesta tan atípica: “Del Teatro al Ecoturismo Comunitario” y de dejarnos operar, sin nunca objetar o intervenir ni sobre los procesos de trabajo, ni sobre las relaciones con los habitantes de Puerto Villarroel.

Desde el principio fuimos apoyados anímicamente y económicamente, sin pedir directa o indirectamente, nada a cambio que no fueran los resultados prometidos (ampliamente superados). A veces pasó, que alguien con más o menos poder, intentara hacer presión desde su lugar, así, como hacen los hombres cuando tienen un poco de poder, pero nunca fue difícil contestar “no” y seguir defendiendo le línea de trabajo elegida.

Fue una experiencia muy positiva la de trabajar con un ente gubernamental de tal envergadura, y, una vez más, nos dimos cuenta que todo depende de quien lo hace, hay personas que trabajan y otras que juegan al tener poder. Suerte que, con el PRAEDAC, las que se pusieron en nuestro camino, lo hicieron, casi siempre para ayudarnos a empujar ...

 



al rincón de Guido Tacuarina, la perrita itinerante al rincón de Yolanda a la página principal