Historia

Comienzos

Desde principios del año 1992 y ante la situación de violencia y miedo que se presentaba en los barrios nororientales de la ciudad de Barrancabermeja, once (11) familias representadas por mujeres del sector deciden reunirse en torno de la Parroquia del señor de los milagros, ubicada en el barrio Versalles, para analizar la problemática que los afectaba como: El desempleo, La falta de educación, Falta de oportunidades y la Canasta familiar. Entonces se toma la decisión de agruparse y aportar por familia $ 200 pesos y de esta forma crear un fondo comunitario cuyo primer objetivo fue solucionar el problema de la canasta familiar, ya que comprando el mercado en forma grupal obtenían descuentos y les era más económico que ir cada una por separado al comprar el mercado.

El Primer Prestamo

En el mismo año en el mes de septiembre, con $50.000 prestados por el párroco de la iglesia el señor de los Milagros y un préstamo de Pastoral Social de $ 200.000 más $1.000 que aportó cada familia. Se fortalece el mercado creando una tienda familiar con  la compra de víveres y abarrotes.

Pero entonces había otra Problemática “La Economía Familiar” falta de dinero en las familias para cubrir las necesidades básicas de subsistencia, que en muchos casos ante esta situación acudían a empeñar sus bienes para poder solventar esta necesidad, pagando además unos interés muy altos haciendo casi imposible volver a recuperar el bien, perdiéndolo definitivamente. Entonces surge la idea de crear un fondo de ahorros con recursos trabajados en bingos y pasteladas, Fondo que consistía en ir ahorrando y en el momento que necesitasen el dinero lo pudiesen retirar y además tener la oportunidad de hacer créditos a unos intereses bajos. 

Llegan los apoyos y se amplian las actividades

Entonces aparece LA FUNDACIÓN COMPARTIR primera fundación que nos apoyó con recursos económicos para el fortalecimiento de este Fondo de Economía Solidaria.

Luego a comienzos del año de 1997, por situaciones de violencia, se dan éxodos campesinos a la ciudad de Barrancabermeja, niños desplazados sin alimentación, lo cual surge la idea de crear un “RESTAURANTE COMUNITARIO” donde se preparasen sopas para vender a precios muy bajos para las personas que podían pagarlos y a quienes no tenían dinero se les daba el almuerzo como aporte solidario.  Esto se consolida como un programa que recibe apoyo de LA FUNDACIÓN COMPARTIR, y el ALTO COMISIONADO PARA LAS NACIONES UNIDAD Y LOS REFUGIADOS (ACNUR) mediante aporte de recursos para la compra de insumos y equipos.

En julio de 1997, con la idea de inculcar a los hijos la cultura del ahorro, se crea el fondo de ahorro infantil y juvenil, el cual motivaba a los niños hijos de asociados a ahorra parte de los dineros que los padres le daban para el refrigerio escolar, con la opción de retirarlo cuando necesitasen comprar algo. La apertura de la primera cuenta se realizó por valor de $1.600 recogidos de a $200 por niño.

Luego en el año 1999 se vio otra problemática “La dificultad económica que tenían los hijos de los asociados y comunidad en general para acceder a la educación secundaria y superior” ya que no contaban con el dinero suficiente y era muy complicada la financiación a través de una entidad bancaria para cubrir costos de matrículas, pensiones, uniformes y libros entonces se crea el Fondo de ahorro ESTUDIANTIL para atender la financiación de educación secundaria y superior. Para ello se adelantaron gestiones ante LA FUNDACIÓN COMPARTIR, el PDPMM y LA EMBAJADA DE SUIZA de las cuales se obtuvo el apoyo necesario para fortalecer este fondo, que beneficia hoy a más de 105 jóvenes en estudios superiores en la ciudad.

Construcción de la sede

Construccion Sede

En el año 2001 se adquiere un lote por medio de gestión de sus asociados y se construye la primera planta de la sede con la ayuda de SECOUR CATOLIQUE y de la colonia de las mujeres colombianas en Francia, construyéndose la sede principal de la asociación donde funcionarían todos lo programa hasta el momento conformados: tienda comunitaria, economía solidaria, restaurante comunitaria, fondo de ahorro, crédito infantil y juvenil etc.

Inicio del Microcredito Empresarial

En el año 2002 nace un nuevo programa llamado Micro-crédito Empresarial, apoyado por la Fundación Mario Santo Domingo, La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y El Laboratorio de Paz del Magdalena Medio (PDPMM) el cual se enfoco al otorgamiento de créditos a pequeños empresarios y comerciantes de la ciudad, este programa se crea ante la necesidad inmediata de capital que tenían un gran numero de pequeñas microempresas familiares que una vez creadas no contaban con capacidad técnica y organizativa, ni la información, ni la posibilidad económica de incrementar  su capital de trabajo ni sus activos y  mucho menos de ingresar a la Banca convencional.  Situación que los llevaba a adquirir capital de trabajo con los agiotistas (gota gota) personas que prestan dinero a intereses muy elevados (20% mensual) absorbiendo su capital y llevándolos a cerrar sus negocios.

Has hoy este programa ha tenido tan aceptación en la comunidad que hasta el momento se ha convertido en un activador de la economía familiar popular, que da cursos  de preparación a las pequeñas empresas existentes, las organiza en redes, y las vuelve sostenibles.

Merquemos Juntos ...

Esto se consigue porque Merquemos Juntos se ha convertido en un centro generador de confianza y de “como hacer las cosas” a partir de recursos mínimos.